martes, 5 de noviembre de 2013

Carrusel Bloguero: ¿Por qué coño me he comprado esto?

Vamos terminando el año y el Carrusel Bloguero no para. Este mes toca parada en el blog Las Cosas de Crom donde el anfitrión, el Poderoso Crom, nos invita a hablar de ese libro, o libros, o simplemente ese producto que compramos y qué no sabemos muy bien por qué.


MundoDisco
Ya lo he dicho muchas veces, y lo vuelvo a repetir: no me gustan los juegos de humor.
Dicho esto, la cosa fue así:
DiscWorld!
Siempre que viajamos a Inglaterra nos alojamos en casa de una prima de Mi Señora Esposa en Cambridge. La primera vez que fuimos hice una parada obligatoria en la tienda Forbidden Planet de la ciudad. Es pequeña, y cada vez tiene menos cosas que me interesen, pero la primera vez salí cargado con un trivial de Star Wars y un ejemplar de Discworld RPG que estaba de oferta. Mi Señora Esposa es fanática de los libros de Terry Pratchett y salió encantada con la compra.
Cuando volvimos a Madrid comenzó a traducir el libro para tener una versión con la que jugar. Mientras, yo leía el manual y cada vez veía más claro que no debía haberlo comprado. 
No me gustaba lo que leía, y no me veía dirigiéndolo.
Pasaba el tiempo y cada vez que tenía el impulso de dirigir una partida me encontraba con el mismo problema: un extraño entusiasmo por parte de los lectores de la obra de Pratchett que chocaba con la idea que tenía yo de cómo dirigir, o cómo quería dirigir, MundoDisco. Vaya por delante que a mí las novelas de MundoDisco no me gustan. No les veo la gracia, o la chicha, que hace que otros se partan de risa en el metro mientras las leen. Así que cuando mis jugadores decían “llevemos todos a gente de la guardia” o “¡Magos! Un grupo de magos sí que molaría” yo pensaba para mí “¿para qué quieren llevar magos si en las novelas no hacen nada?” o “claro, la guardia, ¿y qué coño dirijo yo a un grupo de guardias?”. Y así me tiré mucho tiempo hasta que EDGE anunció que publicaría el juego de rol de Mundo Disco traducido al castellano.
Y lo compré.
¡MundodiscO!
Sí, porque yo soy así y si Mi Señora Esposa tiene libros de Anne Rice en inglés y castellano, yo podía tener un juego de rol en inglés y castellano aunque no me gustase y no fuese a jugar nunca a él.
Ya con el libro en castellano lo volví a leer y llegué a las mismas conclusiones: esto es injugable. Y me resulta injugable porque yo no soy Terry Pratchett y a una partida no le puedo dar el mismo ambiente que una novela. No puedo sacar a la Muerte y que luego no muera el protagonista; no puedo llevar un grupo de pj que no hagan nada en toda la partida salvo meter la pata y que aun así la trama avance y concluya; no puedo hacer analogías de inventos del presente con situaciones de MundoDisco; y, sobre todo, no puedo idear una aventura que tenga una crítica o moraleja final.
Así que ahí están en la estantería los dos libros, en inglés y en español, esperando que algún día me dé el venazo y me lance a dirigir MundoDisco, y aunque llegué a escribir una aventura corta para ir viendo el sistema, no creo que fuera lo mínimamente aceptable para que los jugadores sientan que están jugando en el Disco (vamos, que la partida era mala a manos llenas).
Así que, ¿por qué coño compré MundoDisco en dos idiomas distintos? Ahorraos la respuesta, por favor.

Si alguien está interesado en ellos, que contacte conmigo y negociamos.

2 comentarios:

  1. Es la primera vez que leo comentarios negativos acerca de este juego. Me alegra leerlo ya que yo tampoco soy una gran entusiasta del autor en cuestión, y por lo tanto, tampoco del juego.
    Mucho ruido y pocas nueces, creo yo.
    seeU!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beelzenef.

      Tengo un par de amigos, fans incondicionales de MundoDisco y T. Pratchett, y les pasa lo mismo con este juego. Será la ambientación, que aunque está todo muy bien descrito ves que no llega a ser nivel Pratchett; o quizás el sistema que de principio puede resultar un poco engorroso (GURPS), pero el caso es que tenemos 3 libros de MundoDisco entre los colegas y ninguno consigue arrancar.

      Gracias por la visita y por el comentario.

      Eliminar