lunes, 15 de mayo de 2017

Cultos Innombrables: Semilla Estelar de Cthulhu

La Semilla Estelar de Cthulhu es otro de esos bichos que sabes que van a llevarse un grupo entero con sólo mover un tentáculo. Pero como buen estudioso de los Mitos, es mi deber poner sobre el papel todo lo que sabemos de las hermosas criaturas que pueblan este desconocido universo, aunque la verdad, como el amor, duela y haga daño.

Semilla Estelar de Cthulhu

Las semillas estelares de Cthulhu son criaturas de imagen semejante al Gran Cthulhu, si bien poseen facultades para cambiar de forma e incluso de aspecto, aunque siempre recordando a su señor Cthulhu. El origen de estas bestias no está del todo claro. Algunos textos afirman que nacieron de los restos dejados por Cthulhu al entrar en la atmósfera terrestre. Otros dicen que llegaron junto a su señor, lo que indica que son criaturas ajenas al primigenio, hasta cierto punto, y construyeron la ciudad de R'lyeh. Entraron en guerra con los Antiguos, obligando a estos a retroceder hasta el océano. Al hundirse R'lyeh, muchas de ellas quedaron atrapadas junto a su señor, quedando muy pocas libres. Los Profundos mantienen protegidas a algunas de estas semillas, las que se moran en las profundas fosas abisales.

Motivación
Las semillas que están atrapadas en R'lyeh permanecen dormidas, al igual que su señor, y renacerán junto a él cuando R'lyeh emerja de nuevo. El resto, las pocas que lograron escapar al desastre de la ciudad sumergida, o estaban lejos cuando esto ocurrió, siguen los designios que el primigenio las manda telepáticamente.

Forma de actuar
Las semillas se muestran hostiles frente a los seres humanos, a no ser que Cthulhu les haya ordenado lo contrario. A veces sirven de mensajeras entre el más grande de los Primigenios sus cultos.

A efectos de juego

Es complicado encontrar semilla estelares lejos del agua, si bien no imposible. Cualquier culto adorador de Cthulhu tendrá algún encuentro con estas criaturas en algún momento, al igual que cualquier culto enemigo de Cthulhu. Pueden transmitir mensajes telepáticamente, de forma parecida a los mensajes oníricos que envía su gran señor.

Ilustración de Loïc Muzy

No hay comentarios:

Publicar un comentario